Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.uees.edu.ec/123456789/443
Registro completo de metadatos
Campo DC Valor Lengua/Idioma
dc.contributor.advisorCaicedo, Urbano-
dc.contributor.authorLam Wong, Nelly-
dc.date.accessioned2017-06-07T03:25:01Z-
dc.date.available2017-06-07T03:25:01Z-
dc.date.issued2007-09-
dc.identifier.urihttp://repositorio.uees.edu.ec/123456789/443-
dc.descriptioncapacidad de hacer muchas cosas, como aprender nuevas habilidades y destrezas, aportar con la sociedad, ayudar a los demás, y por supuesto que agradecer a quienes nos han brindado ayuda. Por tanto, considerando que la importancia de tener una buena salud es tal, que es necesario luchar por ella. Para mantener una vida sana, desde siempre se ha recomendado una alimentación equilibrada, realización de ejercicios y actividades físicas y suficiente descanso. A pesar de que estas pautas suenan sencillas, no todos son capaces de seguirlas. En la sociedad actual, muchas personas no se alimentan bien, trabajan demasiado y nunca tienen tiempo para hacer ejercicios o descansar. Estos problemas se presentan en todo el mundo, tanto en ciudades metropolitanas como en los campos rurales más marginales. En ciudades, muchas personas por tratar de ganar más dinero, trabajan en exceso, y esto, por supuesto que les generan enfermedades. Las defensas del organismo humano disminuye a medidas que uno no cuida su alimentación y no mantiene un estilo de vida normal con descansos. Por tanto, no es de sorprender que se enfermen. Los habitantes de ciudades, grandes o pequeños, tienen la facilidad de poder acudir a una clínica, a un médico o a una sala de emergencia a toda hora y siempre recibirán una atención médica adecuada. Así, se recuperan pronto de sus enfermedades. A lo contrario, habitantes de campos, zonas rurales, o zonas muy alejadas y difíciles de llegar, no gozan de lo mismo. Ellos pueden trabajar tanto, o incluso más de lo que trabajan habitantes de ciudades. Tienen los mismos o incluso más probabilidades de contagiarse de enfermedades, pues además de los que se generan por medio de estrés, cansancio y las enfermedades comunes como la gripe, etc., estos habitantes también son más propensos de contagiar por ejemplo el dengue, la malaria etc. debido al ambiente en que se encuentra. El problema no sólo es que los habitantes de zonas rurales, marginales y de difícil acceso tienen más probabilidades de enfermarse, sino también el hecho de que ellos no pueden acudir a una atención médica. Por su ubicación, muchas veces estas personas no pueden llegar a un lugar con atención médica rápidamente, incluso a tiempo. En otras ocasiones puede también suceder quees
dc.description.abstractcapacidad de hacer muchas cosas, como aprender nuevas habilidades y destrezas, aportar con la sociedad, ayudar a los demás, y por supuesto que agradecer a quienes nos han brindado ayuda. Por tanto, considerando que la importancia de tener una buena salud es tal, que es necesario luchar por ella. Para mantener una vida sana, desde siempre se ha recomendado una alimentación equilibrada, realización de ejercicios y actividades físicas y suficiente descanso. A pesar de que estas pautas suenan sencillas, no todos son capaces de seguirlas. En la sociedad actual, muchas personas no se alimentan bien, trabajan demasiado y nunca tienen tiempo para hacer ejercicios o descansar. Estos problemas se presentan en todo el mundo, tanto en ciudades metropolitanas como en los campos rurales más marginales. En ciudades, muchas personas por tratar de ganar más dinero, trabajan en exceso, y esto, por supuesto que les generan enfermedades. Las defensas del organismo humano disminuye a medidas que uno no cuida su alimentación y no mantiene un estilo de vida normal con descansos. Por tanto, no es de sorprender que se enfermen. Los habitantes de ciudades, grandes o pequeños, tienen la facilidad de poder acudir a una clínica, a un médico o a una sala de emergencia a toda hora y siempre recibirán una atención médica adecuada. Así, se recuperan pronto de sus enfermedades. A lo contrario, habitantes de campos, zonas rurales, o zonas muy alejadas y difíciles de llegar, no gozan de lo mismo. Ellos pueden trabajar tanto, o incluso más de lo que trabajan habitantes de ciudades. Tienen los mismos o incluso más probabilidades de contagiarse de enfermedades, pues además de los que se generan por medio de estrés, cansancio y las enfermedades comunes como la gripe, etc., estos habitantes también son más propensos de contagiar por ejemplo el dengue, la malaria etc. debido al ambiente en que se encuentra. El problema no sólo es que los habitantes de zonas rurales, marginales y de difícil acceso tienen más probabilidades de enfermarse, sino también el hecho de que ellos no pueden acudir a una atención médica. Por su ubicación, muchas veces estas personas no pueden llegar a un lugar con atención médica rápidamente, incluso a tiempo. En otras ocasiones puede también suceder quees
dc.language.isospaes
dc.rightsopenAccesses
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by/4.0/es
dc.subjectcapacidades
dc.subjectaprender nuevas habilidadeses
dc.subjectbrindado ayudaes
dc.subjectbuena saludes
dc.subjectmantener una vida sanaes
dc.subjectpautas suenan sencillases
dc.subjectzonas ruraleses
dc.subjectatención médicaes
dc.titleCENTRO DE SALUD PARA ZONAS RURALES Y DE DIFICIL ACCESO CON CARACTERISTICA MODULAR Y DE FACIL MONTAJEes
dc.typebachelorThesises
Aparece en las colecciones: ESCUELA DE ARQUITECTURA

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
TESIS.pdf1.73 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Los ítems de DSpace están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.